Usted está aquí

Noticia

Galicia solicita la implicación del Ministerio de Pesca para defender al sector ante el posible "efecto *dominó" que generaría la reforma del reglamento de Costas
  • La Xunta alerta del consiguiente perjuicio que causaría en el sector productor tanto la hiperrestritiva aplicación actual de la normativa como su modificación teniendo en cuenta el volumen de moluscos que Galicia depura y transforma en las industrias directamente afectadas
  • Rosa Quintana recordó que la estricta interpretación de la normativa ya está afectando a algunas empresas que vieron como la renovación de la prórroga de sus concesiones se producía por un tiempo inferior a un año
  • La Xunta defiende la flexibilidad y la agilidad en la aplicación del futuro Fondo Europeo Marítimo y de Pesca con el objetivo de que no perjudique a su ejecución como está aconteciendo con el actual

  • Madrid, 6 de febrero de 2020.- La conselleira del Mar, Rosa Quintana, expuso hoy a la secretaria general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Alicia Villauriz, la preocupación de Galicia ante el “efecto dominó” que pueden tener en el complejo mar-industria tanto la estricta aplicación actual del reglamento de Costas como la modificación que ha previsto hacer el Estado.

    En esta línea, la conselleira solicitó la implicación de este departamento para defender los intereses de la cadena mar-industria de Galicia e hizo hincapié en la dependencia entre los sectores productor y transformador, pues buena parte de la producción de los pescadores, mariscadores y bateeros tiene que pasar por la industria transformadora y, si no existe seguridad jurídica en la actividad, su futuro se verá comprometido. Así se lo trasladó la titular de Mar a la representante del Gobierno central en una reunión mantenida hoy en Madrid y solicitada por la conselleira para abordar diferentes temas de interés e inquietudes de Galicia.

    En este encuentro la conselleira recordó que la reforma prevista de la normativa de Costas podría afectar a la viabilidad de más de un centenar de empresas de la cadena-mar industria en Galicia, entre ellas conserveras, cocederos o depuradoras. De ahí, señaló, la necesidad fundamental de que el Ejecutivo estatal aclare por escrito si la modificación del Reglamento General de Costas está paralizada y, en caso de que así sea, que determine cuáles son los criterios que serán de aplicación en relación a esta normativa.

    En esta línea a conselleira puso en conocimiento de la secretaria general los temores y dudas suscitados en Galicia ante la intención de la Vicepresidencia de Transición Ecológica de reformar la legislación sin descartar la idea de retomar su tramitación en cualquier momento. También le trasladó la preocupación ante el hecho de que el Estado esté aplicando ya de manera hiperrestritiva el reglamento en vigor, a pesar de que no se ha producido aún la modificación en la que vino trabajando, lo que está afectando ya a algunas empresas que vieron como la renovación de las prórrogas de sus concesiones se producía por un tiempo inferior a un año.

    Ante este escenario, y tal y como le expuso la conselleira a la secretaria general, la Xunta solicita que se garantice al máximo el principio de seguridad jurídica y que los distintos operadores afectados no queden expuestos a decisiones arbitrarias y cambios de criterio en función del Gobierno de turno que inciden en su actividad. Además, Rosa Quintana recordó en la reunión que el Ejecutivo autonómico lleva advirtiendo desde abril del año pasado de la inseguridad jurídica generada la raíz de la propuesta de modificación del Reglamento General de Costas y que la Xunta envió misivas al Ministerio para la Transición Ecológica sin que el Estado clarificara la situación.

    Fondo Europeo Marítimo y de Pesca

    Otro de los principales temas tratados en el encuentro fue el futuro Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, que abarcará el período 2021-2027 y sobre el que Galicia recogió sus principales demandas en el dictamen del Comité Europeo de las Regiones, liderado por la comunidad autónoma gallega con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a la cabeza y aprobado por unanimidad en este organismo.

    Una de las principales demandas de Galicia de cara a este fondo es la de la flexibilidad y agilidad en su aplicación con el objetivo de que no perjudique a su ejecución como está aconteciendo con el actual. En este sentido, Rosa Quintana expuso a Alicia Villauriz la necesidad de incorporar medidas de simplificación que permitan una ejecución y demanda más fácil por parte de los profesionales del sector.

    Además, la titular de Mar explicó que el nivel de ejecución está condicionado por diferentes aspectos, entre ellos la demora en la publicación del reglamento europeo por lo que se rige el fondo y sus estrictos requisitos que limitan la posibilidad de acceso a las ayudas por parte de los posibles beneficiarios. Otros condicionantes en la ejecución que destacó la conselleira, y que están relacionados con el Gobierno central, son las autorizaciones para la realización de actuaciones de regeneración marisquera en el ámbito de dominio público marítimo-terrestre y las concesiones para la localización de instalaciones vinculadas a la industria auxiliar, transformadora o acuícola, entre otros.

    Entre los aspectos que preocupan a Galicia en relación con este fondo también está el artículo referente a las sanciones de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada que obligó a inadmitir ayudas la algunas cofradías. Ante esta situación, la comunidad autónoma gallega defiende la mejora de su redacción para impedir que la aplicación de la normativa ocasione perjuicios al sector.

    En este sentido, Rosa Quintana transmitió a Alicia Villauriz la necesidad de aclarar y modificar cuestiones fundamentales relacionadas con la Secretaría General de Pesca como la Ley de Pesca Marítima del Estado. Esta normativa, a la que está sujeta la Ley de Pesca de Galicia, tipifica como infracción grave la venta de algún producto pesquero de talla o peso inferior al reglamentario, un hecho difícil de evitar en las lonjas de las cofradías que trabajan con grandes volúmenes de marisco.

    En la reunión la conselleira y la secretaria general también abordaron otros temas como el brexit, ante lo que Galicia defiende que la actividad quede ligada al acceso mutuo al recurso, a las zonas pesqueras y al mercado. La situación de la flota palangrera y la realidad del sector del marisqueo en relación a la potencia de sus embarcaciones también estuvieron entre los asuntos analizados en este encuentro.