Usted está aquí

Noticia

Guardacostas colabora en un operativo de la Policía Local de Rianxo contra tres furtivos a los que se decomisaron cinco kilos de almeja japonesa y un vehículo
  • Los tres mariscadores ilegales se dieron a la fuga tras ser localizados vendiendo marisco por las viviendas de la localidad y fueron interceptados en una carretera secundaria del ayuntamiento de Dodro
  • Los agentes levantaron acta de infracción por la venta irregular de productos del mar y además se les imputan delitos de desobediencia a la autoridad y de incumplimiento del confinamiento decretado en la declaración del estado de alarma
  • La almeja fue entregada a los guardapescas de la cofradía local para su devolución a los bancos marisqueros y el vehículo requisado será trasladado al almacén del Servicio de Guardacostas de Galicia
     

  • Santiago de Compostela, 22 de marzo de 2020.- Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, colaboraron y prestaron apoyo esta mañana a la Policía Local de Rianxo en un operativo contra tres furtivos a los que le decomisaron cinco kilos de almeja japonesa y el vehículo en el que transportaban la mercancía.

    Los agentes fueron alertados por un vecino de Rianxo de que tres personas estaban ofreciendo almeja de dudoso origen en las viviendas del entorno, por lo que se acercaron hasta el lugar y localizaron a los tres furtivos. Estos, al enterarse de la presencia policial, emprendieron la fuga hasta que fueron interceptados en una carretera secundaria del ayuntamiento de Dodro.

    En ese momento los efectivos de la Policía Local comprobaron que los furtivos llevaban cinco kilos de almeja japonesa obtenida de manera irregular, que carecía de los correspondientes documentos que avalaran su trazabilidad, y que tampoco se trataba de mariscadores profesionales. Ante esta situación, los agentes contactaron con el Servicio de Guardacostas de Galicia para ver como proceder con el correspondiente acta de infracción.

    Los tres furtivos van a ser imputados por la venta ilegal de marisco, por un delito de desobediencia a la autoridad -por darse a la fuga- y por el incumplimiento del confinamiento establecido en la declaración del estado de alarma decretada por el Gobierno central. En el caso del conductor, también se le imputa un delito contra la seguridad viaria por conducir bajo los efectos de las drogas pues en las pruebas realizadas dio positivo en varios estupefacientes.

    El marisco incautado por la Policía Local fue entregado a los guardapescas de la cofradía de pescadores de Rianxo para su devolución a los bancos marisqueros locales mientras que el vehículo incautado quedó depositado en un inmueble de esta villa a la espera de ser trasladado a las instalaciones que el Servicio de Guardacostas de Galicia tiene para el almacenaje de este tipo de incautaciones.

    Llamamiento a la ciudadanía

    La Consellería del Mar agradece la colaboración ciudadana en casos como este y vuelve a hacer un llamamiento a la ciudadanía para que compre solo productos procedentes de los canales legales, los únicos que cuentan con todas las garantías para su consumo, y recuerda el daño que la actividad irregular hace a los profesionales del sector dada la importancia socioeconómica que las actividades pesquera y marisquera tienen en la comunidad. En estos momentos también hace hincapié en el deber de cumplir las normas de confinamiento decretadas por la Xunta y por el Gobierno del Estado para hacer frente a la alerta sanitaria generada por el coronavirus.

    El Ejecutivo gallego recuerda además que, al igual que la actividad pesquera y marisquera, el sistema de control de las zonas de producción de moluscos bivalvos de Galicia sigue operativo a pesar de la declaración del estado de alarma, por lo que los consumidores pueden tener la certeza de que los productos que adquieren a través de los canales legales de comercialización cuentan con todas las garantías sanitarias y son aptos para el consumo.