Usted está aquí

Noticia

Las empresas gallegas de transformación del sector del mar dispondrán de 8 millones de euros de apoyos en 2021 para compensar la caída de ingresos de este año por la covid-19
  • Esta medida está incluida en el plan ‘Avantemar' y se deriva al próximo año de acuerdo con la petición de la industria para que pueda atender los daños de todo el ejercicio, tanto los causados durante la pandemia como los provocados por la saturación de los mercados una vez levantado el estado de alarma
  • Esta acción se suma a los 17 millones habilitados en 2020 para que las empresas realicen mejoras en las estructuras productivas y que pueden emplearse para adecuarlas a las necesidades derivadas del coronavirus y a reorientar la producción a las nuevas demandas comerciales generadas por la alerta sanitaria
  • La Xunta también demandará y negociará con el Gobierno central apoyos indirectos para el sector en el ámbito fiscal, en la adecuación tecnológica y en el control de costes
  • El plan ‘Avantemar' supondrá una inyección global de 77 millones de euros en 2020 y busca atender especialmente a los sectores no beneficiados por las aportaciones y medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la modificación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca

  • Ribadavia (Ourense), 30 de junio de 2020.- La conselleira del Mar, Rosa Quintana, visitó hoy las instalaciones de la empresa Frigoríficos Fercon, donde destacó el importante esfuerzo realizado por el conjunto del complejo mar-industria durante la crisis del coronavirus para poder cumplir con su papel de sector esencial y abastecer a la ciudadanía. En este sentido, destacó la trascendencia del sector transformador y recordó que el plan Avantemar diseñado por la Xunta para impulsar el sector marítimo-pesquero tras la pandemia, dotado con 77 millones de presupuesto para este año y 14 millones para 2021, cuenta con una línea de apoyos de ocho millones de euros para el sector transformador con el objetivo de compensar parcialmente las caídas de ingresos registradas durante este año y otros 17 millones puestos a disposición de las empresas en 2020 para mejoras en sus estructuras productivas.

    La titular de Mar recordó que el sector tuvo que adoptar medidas preventivas y de distanciamiento social así como hacer cambios en los horarios y líneas de producción para adaptarse a la situación y, al mismo tiempo, vio como caían las ventas a consecuencia del cierre del canal Horeca y la paralización de la exportación, un descenso que no se compensó con el aumento de la demanda doméstica. Por eso, el Ejecutivo gallego estima que las pérdidas en el conjunto de la cadena mar-industria de Galicia alcanzarán los 500 millones a lo largo de este año, por lo que ve necesario impulsarlo lo antes posible y que nadie quede en el camino.

    El plan de apoyo al sector diseñado por Galicia incluye una línea de ocho millones de euros con fondos propios de la comunidad para el sector transformador que pretende compensar parcialmente las caídas de ingresos registradas por las empresas y que estará a su disposición en 2021, cuando conozcan con exactitud el impacto de la crisis en las cuentas del presente ejercicio. De acuerdo con el sector, se derivan en el tiempo para atender tanto los daños causados por la pandemia como los provocados por la saturación de los mercados una vez levantado el estado de alarma.

    A estos ocho millones para 2021 se suman los 17 millones puestos a disposición de las empresas transformadoras este año para mejorar la eficiencia energética, la seguridad y las condiciones de trabajo de las empresas así como dar lugar a nuevos o mejores productos, procesos o sistemas de gestión y organización. Con estos fondos, financiados al 75% por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), el plan Avantemar articula ayudas para adecuar las estructuras productivas de las empresas a las necesidades derivadas de la covid-19 y a reorientar la producción a las nuevas demandas comerciales generadas a consecuencia de la pandemia.

    Medidas indirectas

    La conselleira del Mar recordó que, además de apoyos directos, el plan de reactivación del complejo mar-industria gallego incluye medidas indirectas en el ámbito fiscal y de adecuación tecnológica y control de costes que la Xunta demandará y negociará con el Gobierno central por tratarse de asuntos de su competencia. Entre ellas se encuentran el ajuste de la ley de morosidad, para velar por el cumplimiento de los plazos de pago y aliviar las tensiones de tesorería de las empresas, y la variación al alza de la reserva de capitalización de las empresas, para fortalecer sus estructuras financieras con fondos propios.

    El Ejecutivo gallego también prevé abordar con el Estado la reducción de costes intensivos como la energía eléctrica, con acciones como la exención de impuestos a las inversiones para autoabastecimiento o la autorización de cambios en los términos potencia ágiles y frecuentes en períodos de inactividad o menor producción. A eso se suma la petición de adecuación del sustento de los centros tecnológicos mediante una línea específica de apoyo a los mismos o bonos tecnológicos para las empresas por contratar asesoramiento de estos centros, entre otras medidas.

    La titular de Mar incidió en que estas acciones de apoyo al sector transformador se enmarcan en el plan Avantemar para impulsar el sector y que pretende atender especialmente las necesidades de los profesionales y empresas que no se benefician de las medidas adoptadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la reforma del FEMP.

    Con ese objetivo, el conjunto de medidas diseñado por Galicia incluye 7,3 millones de euros para los barcos que mantuvieron su actividad durante la pandemia a pesar de que no era rentable, más de cinco millones para las mariscadoras que no pueden acceder a la prestación extraordinaria por cese de actividad habilitada por el Gobierno central, 600.000 euros para las cofradías y entidades gestoras de lonjas que vieron caer sus ingresos o 400.000 euros para las rederas con los que paliar la caída de ingresos por el descenso de la actividad.

    Rosa Quintana aseguró que con este plan Galicia aspira a que el complejo mar-industria recupere lo antes posible el vigor que tenía antes de la llegada de la pandemia y animó a todo el sector a trabajar unido, en el mismo barco, para que nadie quede atrás en el camino de la recuperación.

    Frigoríficos Fercon

    La empresa Frigoríficos Fercon compró en 2017 las instalaciones que posee en Ribadavia para ampliar el proyecto de la empresa Iberport Frigoríficos, que opera en el puerto de Vigo desde hace más de 40 años. Su actividad se centra en la selección, transformación y congelado de pescado y exporta a numerosos países de Europa y otros como Sudáfrica, China, Angola, Libia, Estados Unidos e incluso Siria. En la factoría de Ribadavia la empresa realizó una inversión de alrededor del millón de euros para poner las instalaciones a punto y para la adquisición de maquinaria con el objetivo de incrementar sus cifras de negocio.

    Galeria de imaxes