Usted está aquí

Noticia

La Xunta pide al Estado que rectifique y retire de la Ley de cambio climático el artículo que pone en riesgo a más de un centenar de empresas de la cadena mar-industria de Galicia
  • El Ejecutivo gallego recuerda que el Gobierno central incorporó el cambio normativo por la puerta de atrás, en plena alerta sanitaria, sin diálogo previo con el sector y cuando ya está aplicando la normativa en vigor de manera hiperrestrictiva
  • La titular de Mar en funciones subraya que la Administración gallega y el sector no van a dejar de denunciar una modificación legislativa que es muy perjudicial para la comunidad pues puede provocar la desaparición de muchas empresas
  • Galicia considera incomprensible esta medida coincidiendo con la crisis por el coronavirus y ante la imposibilidad de que algunas actividades asentadas en terrenos de dominio público marítimo-terrestre puedan ser viables en otras zonas
     

  • A Guarda (Pontevedra), 29 de julio de 2020.- La conselleira del Mar en funciones, Rosa Quintana, lamentó hoy que el Gobierno del Estado aún no respondiera a las demandas de Galicia sobre la retirada del artículo 18 del proyecto de Ley de Cambio Climático y pidió agilidad y claridad al Ejecutivo central sobre una cuestión que pone en riesgo el futuro de más de un centenar de empresas y millares de edificaciones que se encuentran próximas al mar. La representante de la Xunta incidió en que la Administración gallega y el sector no van a dejar de denunciar una modificación normativa que es muy perjudicial para la cadena mar-industria de Galicia y que puede provocar la desaparición de muchas empresas.

    La titular de Mar en funciones recordó que el Gobierno central incluyó en su proyecto de Ley de Cambio Climático un artículo que reduce la duración de las concesiones en el dominio público marítimo-terrestre, por lo que dificulta la continuidad de empresas que se asientan en este tipo de terrenos, y subrayó que ese cambio normativo se incorporó “por la puerta de atrás” en plena alerta sanitaria por el coronavirus, sin diálogo previo con el sector y en un momento en el que el Estado ya está aplicando de manera hiperrestrictiva la normativa en vigor.

    Por eso, Rosa Quintana urgió una rectificación del Ejecutivo central y defendió la importancia del sector del mar para Galicia durante su visita a la empresa Viveros Manuel Vicente Lomba, donde destacó que la comunidad cuenta con empresas del mar grandes y pequeñas, pero todas fundamentales porque de ellas viven millares de familias. En este sentido, subrayó la necesidad de trabajar para que a las dificultades derivadas de la crisis del coronavirus no se sumen los provocados por esta reforma legislativa, que puede generar inseguridad jurídica y problemas de futuro a empresas próximas al mar como esta de A Guarda, sobre las que el Estado ya manifestó su intención de sacarlas de la primera línea de costa.

    La conselleira del Mar en funciones aseguró que se trata de una decisión incomprensible en plena crisis del coronavirus y lamentó que ya hay más de un año que la Administración central está buscando la manera de aprobar una medida que el complejo mar-industria de Galicia rechaza dado que muchas de las actividades asentadas en terrenos de dominio público marítimo-terrestre no pueden trasladarse la otras zonas más interiores puesto que serían inviables.

    Con el objetivo de evitar esos daños al sector, el Ejecutivo gallego demanda una normativa que tenga en cuenta a viabilidad y sostenibilidad de las industrias relacionadas con el mar, que aporte seguridad jurídica a la industria y que establezca un escenario claro y preciso con el que las empresas puedan desarrollar su actividad con total normalidad.

    Crisis del coronavirus

    La representante del Ejecutivo gallego también quiso agradecer tanto a los responsables de la empresa Viveros Manuel Vicente Lomba como al conjunto del sector su entrega durante la crisis del coronavirus para cumplir con su papel de actividad esencial para abastecer de alimentos de calidad a la ciudadanía. De hecho, esta empresa familiar incrementó sus compras en lonja en el primer semestre del año a pesar de que el cierre del canal Horeca durante el estado de alarma por el coronavirus limitó las salidas comerciales de sus productos.
     

    Galeria de imaxes