Usted está aquí

Noticia

Mañana comienza la veda del centollo en las provincias de A Coruña y Pontevedra
  • La prohibición de extracción de este crustáceo se prolongará hasta el próximo 6 de noviembre, día incluido, en las dos provincias
  • En la provincia de Lugo la veda se iniciará el 26 de junio y permanecerá vigente hasta el 27 de noviembre, día incluido
  • En el caso del buey, el período de veda en toda Galicia se prolongará desde lo 28 de agosto hasta el 6 de noviembre, ambos incluidos
     

  • Santiago de Compostela, 18 de junio de 2021.- La veda del centollo en la parte litoral que va desde A Guarda hasta cabo Corrubedo y de cabo Corrubedo hasta cabo Estaca de Bares comienza mañana y se prolongará hasta el próximo 6 de noviembre, día incluido. En la zona comprendida entre cabo Estaca de Bares y el río Eo, incluyendo la ría del Barqueiro, la veda comenzará el 26 de junio, sábado, y se prolongará hasta el próximo 27 de noviembre, día incluido.
    Así lo establece la resolución por la que se aprueba el plan de gestión del centollo y del buey para la campaña 2021-2022, publicada hoy en el Diario Oficial de Galicia y que en este caso establece vedas diferenciadas para las dos especies. Este año está prohibido extraer centollo en las provincias de A Coruña y Pontevedra desde las 00.00 horas del sábado 19 de junio hasta las 24.00 horas del sábado 6 de noviembre. En la provincia de Lugo la veda se prolongará de las 00.00 horas del sábado 26 de junio hasta las 24.00 horas del sábado 27 de noviembre.
    Mientras, en el caso del buey, la veda se prolongará en todo el litoral de Galicia desde las 00.00 horas del sábado 28 de agosto hasta las 24.00 horas del sábado 6 de noviembre.
    Estos períodos de veda significan que queda expresamente prohibida la captura de estas especies para todas las embarcaciones por medio de cualquier arte en aguas de Galicia. De hecho, las embarcaciones dedicadas a la captura de centollo y buey con nasas deberán retirarlas de su caladero y llevarlas a puerto.
    La veda es una de las medidas que contribuyen a aumentar la biomasa y la regular a pesca del centollo y del buey con el fin de ajustar la gestión pesquera al ciclo de vida de las especies y así proteger su reproducción y favorecer una explotación más sostenible de ambos recursos.