Usted está aquí

Noticia

Galicia testa los medios de lucha contra la contaminación con un simulacro en la playa de Gandarío
  • El ejercicio consistió en el despliegue de una barrera selladora y otra oceánica para la protección de este arenal de la ría de Ares y Betanzos ante una supuesta mancha de hidrocarburo
  • En él participaron medios del Servicio de Guardacostas, del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino y de la Dirección General de Calidad Ambiental, Sostenibilidad y Cambio Climático al amparo del Plan territorial de contingencias por contaminación marina accidental de Galicia (Plan Camgal)
  • Este tipo de pruebas tienen como objetivo verificar la eficacia de los efectivos y el funcionamiento de las equipaciones técnicas y humanas de respuesta a posibles casos de contaminación marina en el litoral gallego

  • Bergondo (A Coruña), 28 de septiembre de 2021.- Efectivos del Servicio de Guardacostas de Galicia y del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), dependientes de la Consellería del Mar, y técnicos de la Dirección General de Calidad Ambiental, Sostenibilidad y Cambio Climático, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, realizaron esta mañana en la playa de Gandarío, en la ría de Ares y Betanzos, un simulacro de despliegue de una barrera selladora y otra flotante para la protección de la playa ante una supuesta mancha de hidrocarburo. El objetivo de este tipo de ejercicios es poner a prueba los medios y los procedimientos diseñados para la lucha contra la contaminación marina en la comunidad autónoma.
    El supuesto consistió en la recepción de un aviso por una presunta mancha de hidrocarburo en la playa de Gandarío, lo que llevó a activar en nivel de emergencia mínimo el Plan territorial de contingencias por contaminación marina accidental de Galicia (Plan Camgal). A partir de ese momento el personal del Servicio de Guardacostas a bordo de una embarcación auxiliar del buque Sebastián de Ocampo procedió al lanzamiento de dos boyas derivantes que simulan la posición de la mancha y posteriormente al despliegue de las barreras.
    Una de las barreras es selladora y otra oceánica y durante el ejercicio se unen para desviar la trayectoria de la supuesta mancha y para proteger el arenal. De este modo el ejercicio permitió verificar la capacidad de despliegue y los tiempos de respuesta de las distintas unidades que intervienen, así como evaluar la eficacia de los medios técnicos empleados.
    En esta prueba también participaron técnicos de las unidades de Documentación y apoyo científico y de Modelización oceanográfica del Intecmar que, ante la mancha ficticia, pusieron en práctica el modelo de predicción de derivas.
    La gestión de este supuesto fue dirigida por el subdirector general del Servicio de Guardacostas de Galicia, Lino Sexto, y en él, también participaron la patrullera ligera Punta Seixo Blanco y la embarcación Isla de Vionta.
    Asimismo, la gestión del operativo y del equipo de intervención en tierra corrió a cargo de la subdirectora general de Coordinación Ambiental, Mar Ferreiro, que ejerció esta labor en nombre de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, organismo que ostenta, según el Plan Camgal, la función de órgano permanente encargado de dirigir las distintas operaciones de lucha contra la contaminación en la ribera del mar y de las rías y de coordinar las acciones de los diferentes grupos de respuesta terrestres.

    De hecho, le corresponden a este departamento los procedimientos de activación de operaciones de limpieza, almacenado, transporte y gestión de los residuos derivados de eventuales episodios de contaminación, trabajando siempre de forma conjunta con el coordinador de las operaciones en mar.

    En el caso del simulacro de Gandarío, Mar Ferreiro estuvo acompañada por la jefa del servicio de Calidad Ambiental de A Coruña y tres inspectoras, que se encargaron de coordinar las operaciones desarrollas en tierra, como parte del equipo de intervención.

    Este tipo de ejercicios permiten mantener los efectivos preparados para posibles intervenciones derivadas de la activación del Plan Camgal y comprobar su eficacia así como el funcionamiento de las equipaciones técnicas y humanas de respuesta a posibles casos de contaminación marina en el litoral gallego. La finalidad es reforzar, evaluar la coordinación y entrenar a los participantes implicados en la lucha contra la contaminación marina al tiempo que se analizan las herramientas y conocimientos adquiridos en este ámbito para estar el mejor preparados posible de cara a actuar en caso de que se produzca un episodio real de estas características.

    Galeria de imaxes