Usted está aquí

Noticia

Galicia evalúa el impacto del Brexit en su sector marítimo-pesquero y busca argumentos y alianzas para paliar sus efectos
  • La comunidad está ultimando un informe de cara a la determinación de los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas en aguas compartidas con el Reino Unido en 2022 y recuerda que el modelo empleado para fijar las de este año es un mal precedente pues solo tuvo en cuenta las recomendaciones científicas y no los aspectos socioeconómicos
  • La Xunta está evaluando la evolución de la actividad de la flota en 2021 con el objetivo de realizar un estudio sobre el impacto económico de la posible pérdida de intercambios de cuotas con los países más afectados por el recorte de cuotas

  • Santiago de Compostela, 5 de octubre de 2021.- La secretaria general técnica de la Consellería del Mar, Silvia Cortiñas, explicó hoy en la Comisión 8ª de Pesca y Marisqueo que la Xunta está trabajando desde el primer momento para mitigar el impacto del brexit en el sector marítimo-pesquero gallego. En este sentido, recordó que evalúa de manera constante a evolución de la actividad de la flota en aguas compartidas con el Reino Unido y que está inmersa en la busca de argumentos y alianzas que permitan paliar las consecuencias de la salida de este país de la Unión Europea.
    La representante de la Xunta expuso que Galicia cuenta con una hoja de ruta a largo plazo en este ámbito -aprobada por unanimidad por el Consejo Gallego de Pesca y desarrollada en el marco de un grupo de trabajo creada dentro de él- que consiste en analizar en todo momento la situación y buscar argumentos y aliados que contribuyan a defender los intereses de la flota gallega.
    En este sentido, la comunidad está ultimando un informe, en colaboración con el sector, de cara a la determinación de los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas en aguas compartidas con el Reino Unido para 2022 y recordó que el modelo empleado para la fijación de las posibilidades de captura para 2021 -tanto en marzo como en julio- es un mal precedente pues solo tuvo en cuenta las recomendaciones científicas. En esta línea, Galicia defiende que en la fijación de los TAC y cuotas se tengan en cuenta tanto los aspectos medioambientales como los socioeconómicos.
    El Ejecutivo gallego también está haciendo un seguimiento de la actividad en este 2021 con el objetivo de realizar otro informe sobre el impacto económico de la posible pérdida de intercambios de cuota con los países más afectados por el recorte de las posibilidades de pesca incluido en el acuerdo sobre el brexit. En este sentido, la secretaria general técnica incidió en que el pacto firmado fue muy negativo para el sector pues en él el Ejecutivo comunitario cedió al Reino Unido el 25% de las cuotas de captura europeas a cambio del acceso a aguas británicas durante solo cinco años y medio, lo que dificulta que muchos países tengan cupos sobrantes para emplear en esos intercambios y perjudica indirectamente a la flota gallega.

    Múltiples gestiones

    Galicia evaluó desde el primer momento, añadió la secretaria general técnica de la Consellería del Mar, las posibles consecuencias del brexit consultando a distintos expertos y, una vez cerrado el acuerdo de salida, encargó su respectivo informe tanto sobre su incidencia en la actividad extractiva y en la comercialización de los productos pesqueros como sobre las implicaciones jurídicas del pacto conseguido entre la UE y Reino Unido.
    Esos documentos fueron la base para trabajar una vez consumado el brexit y otorgaron argumentos a la comunidad para la defensa de los intereses de su pesca ante las instituciones europeas. De hecho, recordó Silvia Cortiñas, la conselleira del Mar, Rosa Quintana, trasladó las preocupaciones y el impacto del acuerdo en el sector tanto a la directora general de Asuntos Marítimos y Pesca (DG Mare) de la Comisión Europea, Charlina Vitcheva, como al presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, Pierre Karleskind, y al ministro portugués del Mar-que tenía en el primer semestre el turno de presidente del Consejo Europeo-, Ricardo Serrao.
    Al mismo tiempo, Galicia trabajó con el Comité de las Regiones y con las comunidades y regiones del Arco Atlántico en la busca de aliados y está iniciando las conversaciones y consultas para la elaboración, en colaboración con la Alianza Pesquera Europea, de una tercera declaración -tras las firmadas por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en octubre de 2017 y junio de 2020- en apoyo a la flota europea y con el objetivo de mantener unido al sector en la defensa de sus intereses. Esa unidad, incidió la secretaria general técnica, será fundamental también de cara a la revisión de la Política Pesquería Común (PPC).